El Very Large Telescope (Telescopio Muy Grande) de ESO.

El observatorio astronómico de luz visible más avanzado del mundo.
El VLT mirando la puesta de sol. El Very Large Telescope (VLT) es la herramienta de observación más importante para la astronomía europea terrestre. Construido en la cima del Cerro Paranal, este conjunto de cuatro telescopios principales más cuatro telescopios auxiliares han hecho algunos de los descubrimientos más interesantes de la astronomía moderna a lo largo de sus 20 años de funcionamiento. En la cima del Cerro Paranal y también visible en esta imagen obtenida de un avión no tripulado también se encuentra el VLT Survey Telescope (VST) y el Visible e Infrarrojo Survey Telescope for Astronomy (VISTA), visto a lo lejos en el siguiente pico de la montaña desde la plataforma principal. Crédito: G. Hüdepohl (atacamaphoto.com) / ESO

El conjunto del Telescopio Muy Grande (Very Large Telescope, VLT) es, hasta el momento, el buque insignia de la astronomía terrestre europea de nuestra era. Es el instrumento óptico más avanzado del mundo. Consta de cuatro Telescopios Unitarios (Unit Telescopes, UTs) con espejo primario de 8,2 metros de diámetro más cuatro Telescopios Auxiliares (Auxiliary Telescopes, ATs) móviles de 1,8 metros de diámetro. Los telescopios pueden funcionar conjuntamente para formar un "interferómetro" gigante, el VLT Interferometer o VLTI, que permite ver detalles con 25 veces más precisión que con telescopios individuales de mayor tamaño. Los haces de luz se combinan en el VTLI utilizando un complejo sistema de espejos situados en túneles subterráneos donde las trayectorias de luz deben mantenerse iguales, alineándose con una precisión de 1/1000 mm en distancias de unos 100 m. Con este tipo de precisión, el VLTI puede reconstruir imágenes con una resolución angular de milisegundos de arco, lo que equivaldría a distinguir los dos faros de un vehículo a una distancia similar a la que separa a la Tierra de la Luna.

Los Telescopios de 8,2 metros de diámetro también pueden utilizarse individualmente. Con uno de ellos, se pueden obtener imágenes de objetos celestes muy débiles, llegando a la magnitud 30 tras una hora de exposición. Esto equivale a poder ver objetos que son cuatro mil millones de veces más débiles que el límite detectable por el ojo humano.

Los grandes telescopios se llaman Antu, Kueyen, Melipal y Yepun.

Telescopios e Instrumentación.
UT4 del VLT.
Crédito: ESO.
El Programa de instrumentación del VLT es el más ambicioso jamás concebido para un solo observatorio. Incluye cámaras multibanda de gran campo, cámaras y espectrógrafos equipados con óptica adaptativa, así como espectrógrafos multiobjeto de alta resolución. El conjunto de instrumentos cubre un amplio intervalo espectral, con longitudes de onda que van del ultravioleta profundo (300 nm) hasta el infrarrojo medio (20 micrómetros).

Los telescopios Unitarios.
Cada uno de los telescopios de 8,2 metros de diámetro está ubicado en compactos edificios con control térmico que rotan a la vez que los telescopios, de manera sincronizada. Este diseño minimiza los efectos adversos en las condiciones de observación, como por ejemplo, los debidos a las turbulencias en el interior del tubo del telescopio, al reducir sus causas que podrían darse debido a variaciones en la temperatura y al flujo del viento.

El primero de los telescopios, "Antu", comenzó sus operaciones científicas el 1 de abril de 1999. Hoy en día están operativos los cuatro Telescopios Principales y los cuatro Telescopios Auxiliares.

Telescopios y su instrumentación.
VLT. Incoherent Combined focus: ESPRESSO.

Los Telescopios Auxiliares.
Los telescopios auxiliares abiertos. En primer plano, podemos ver tres
de los cuatro telescopios auxiliares móviles de 1,8 metros disponibles
en el Very Large Telescope (VLT), que funcionan con el domo abierto,
mientras que en el fondo se ve claramente un fuerte brillo verde.
El VLT operado por ESO se sitúa en el sitio Cerro Paranal en el desierto
de Atacama en el norte de Chile. Crédito: ESO / M. Claro



Los cuatro Telescopios Principales del VLT, de 8,2 m cada uno, pueden combinarse para formar el VLTI, pero durante la mayor parte del tiempo se usan por separado, para otros fines. Tan sólo se dispone de un número limitado de noches al año para observaciones interferométricas. Sin embargo, los cuatro Telescopios Auxiliares (Auxiliary Telescopes, AT) de 1,8 m, están disponibles para permitir que el VLTI opere cada noche.

Ciencia con los VLT.
El VLT ha provocado un impacto indiscutible en la astronomía observacional. Es la instalación terrestre individual más productiva y, por promedio, sus resultados han generado más de un trabajo publicado al día en revistas científicas de alto nivel. El VLT contribuye enormemente a hacer de ESO el observatorio terrestre más productivo del mundo, estimulando una nueva era de descubrimientos, con varias primicias científicas destacables, incluyendo la primera imagen de un planeta extrasolar (Ver noticia...), el seguimiento de estrellas individuales moviéndose alrededor del agujero negro súper masivo ubicado en el centro de la Vía Láctea (Ver noticia...), y la observación del resplandor de la explosión de rayos gamma más lejana que se haya conocido.

Objetivos científicos.
Objetivo general de un telescopio de gran apertura óptico-infrarrojo. Las aplicaciones incluyen galaxias con alto desplazamiento al rojo, formación estelar, exoplanetas y sistemas protoplanetarios.

• Publicado en ESO.






Telescopios e Instrumentos.
Una larga noche por delante.

La puesta de Sol suele ser señal de que otro día de trabajo acaba. Las luces de la ciudad van encendiéndose lentamente a medida que la gente llega a sus hogares, deseosa de disfrutar de una buena velada y de dormir plácidamente. Sin embargo, esto no se aplica a los astrónomos que trabajan en observatorios como el Observatorio Paranal, de ESO (en Chile). Observar las estrellas tan pronto como el Sol se oculta en el horizonte. Todo tiene que estar preparado antes del anochecer.

Esta fotografía panorámica capta al telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO en contraste con un precioso atardecer en Cerro Paranal. En esta imagen vemos las compuertas de las cúpulas del VLT abiertas y a los telescopios listos para una noche de observación del universo. El VLT es el telescopio óptico más avanzado del mundo, y consiste en cuatro telescopios unitarios (Unit Telescopes, UTs) con espejos primarios de 8,2 metros de diámetro, y cuatro telescopios auxiliares móviles (Auxiliary Telescopes, ATs) de 1,8 metros, que pueden verse en la esquina izquierda de la imagen.

Los telescopios también pueden trabajar de forma conjunta como si de un único y gigantesco telescopio se tratase: se trata de la configuración VLTI (Very Large Telescope Interferometer) de ESO, que permite a los astrónomos observar los detalles más finos posibles. Esta configuración solo se usa durante un número limitado de noches al año. La mayor parte del tiempo, los telescopios unitarios de 8,2 metros se usan de forma individual.

A lo largo de los últimos 13 años, el VLT ha tenido un gran impacto en la astronomía observacional. Con la llegada del VLT, la comunidad astronómica europea ha experimentado una nueva era de descubrimientos, entre los que destacan el seguimiento de estrellas orbitando el agujero negro central de la Vía Láctea y la primera imagen de un planeta extrasolar, que son dos de los tres primeros en la lista de Top 10 de los descubrimientos astronómicos de ESO.

Los telescopios unitarios del VLT han sido bautizados con los nombres en mapuche de varios objetos celestes, el mapuche es el idioma nativo de los indígenas de algunas regiones de Chile y Argentina. De izquierda a derecha, tenemos a Antu (UT1; el Sol), Kueyen (UT2; la Luna), Melipai (UT3; la Cruz del Sur) y Yepun (UT4; Venus).

Esta fotografía fue tomada por el fotógrafo embajador de ESO, Babak Tafreshi.

ESO/B. Tafreshi (twanight.org)

Como se establece en su convenio, ESO proporciona instalaciones de vanguardia a la astronomía europea, a la vez que promueve y organiza la cooperación en investigación astronómica. Hoy en día, ESO opera algunas de las instalaciones de observación más grandes y más avanzadas del mundo en tres sitios del norte de Chile: La Silla, Paranal y Chajnantor. Estos son los mejores emplazamientos conocidos en el hemisferio sur para realizar observaciones astronómicas. Además de llevar a cabo actividades como el desarrollo de tecnología, la organización de congresos o la puesta en marcha de proyectos educativos, ESO también juega un papel decisivo en la formación de un Area Europea de Investigación en astronomía y astrofísica.

Observatorio Paranal.
El Telescopio Muy Grande (Very Large Telescope, VLT), en Cerro Paranal, es el principal instrumento de ESO para observaciones en luz visible e infrarroja. Los cuatro Telescopios Unitarios (Unit Telescopes, UTs) de 8,2 metros de diámetro cada uno, operan de forma individual con una gran batería de instrumentos.

El VLT también ofrece la posibilidad de combinar la luz de sus cuatro Unidades de Telescopios (UTs) para que trabajen como un interferómetro. El Interferómetro del Very Large Telescope (VLTI), con su propia batería de instrumentos, proporciona una astronomía de precisión de 10 microsegundos de arco e imágenes a nivel de mili-segundos de arco. Además de los telescopios de 8,2 metros de diámetro, el VLTI se complementa con cuatro Telescopios Auxiliares (Auxiliary Telescopes, ATs) de 1,8 metros de diámetro para mejorar su capacidad de imagen y permitir un completo uso de las noches durante todo el año.

En Paranal también están operando dos telescopios de sondeo, el VLT Survey Telescope (VST, de 2,6 metros de diámetro) para luz visible, y el Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomy (VISTA, de 4, 1 metros), que trabaja en el infrarrojo.

Observatorio La Silla.
La antena del APEX. Crédito: ESO.
ESO opera dos grandes telescopios en el Observatorio La Silla: el Telescopio de 3,6 metros de ESO y el Telescopio de Nueva Tecnología (New Technology Telescope, NTT). Están equipados con instrumentos de vanguardia, algunos construidos por ESO y otros por consorcios externos con una contribución importante de ESO.

APEX.
El Experimento Pionero de Atacama (Atacama Pathfinder Experiment APEX), es una colaboración entre Max Planck Institut für Radioastronomie (MPIfR), que aporta un 50%, el Onsala Space Observatory (OSO) , aporta el 23%, y el Observatorio Europeo Austral (ESO), aporta el 27%, para construir y operar una antena modificada del prototipo ALMA con un disco único, en el Llano de Chajnantor, a 5.100 metros de altura. El telescopio fue fabricado por "VERTEX Antennentechnik" en Duisburgo, Alemania. APEX tiene un juego de espectrómetros y cámaras bolométricas de campo amplio que operan en la mayoría de las ventanas atmosféricas, en longitudes de onda de entre 0,2 y 1,4 mm. La ESO opera este telescopio.




ALMA.
El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, o ALMA, es una colaboración internacional cuyo fin es operar un telescopio de diseño revolucionario para estudiar el universo desde los pies de los Andes chilenos. ALMA está formado por 66 antenas de gran precisión, operando en longitudes de onda que van de los 0,32 a los 3,6 mm. Su mayor conjunto de 12 metros cuenta con 50 antenas, cada una de 12 metros de diámetro, actuando conjuntamente como un único telescopio,  un interferómetro. Se complementa con un conjunto adicional y compacto de cuatro antenas de 12 metros y doce de 7. Las antenas de ALMA pueden colocarse en diferentes configuraciones espaciales, pudiendo alcanzar una distancia máxima entre antenas que va desde los 150 metros a los 16 kilómetros, lo que proporciona a ALMA un poderoso "zoom" variable. El Correlator de ALMA, una computadora especializada que combina la información recibida por las antenas, realiza la impresionante cantidad de 16.000 millones de millones (1,6x1.016) de operaciones por segundo.

Antenas del ALMA. Crédito: ESO

ALMA se inauguró en 2013, pero en 2011 comenzó una serie de observaciones científicas con parte de las antenas. El proyecto ALMA es una colaboración entre ESO (que representa a sus estados miembro), NSF (EE.UU.) y NINS (Japón), junto con NRC (Canadá), NSC y ASIAA (Taiwán), y KASI (Corea del Sur), en cooperación con la República de Chile. ESO, AUI/NRAO y NAOJ operan conjuntamente el Observatorio Conjunto ALMA (Joint ALMA Observatory, JAO).

Para más información, acceda a la página de información de ALMA. Pueden encontrar información sobre visitas a los observatorios de ESO en otras páginas.

ELT.
Impresión artística del E-ELT. Crédito: ESO.
ESO ha estado trabajando, junto con la comunidad de usuarios de los campos europeos de la astrofísica y la astronomía, para definir el nuevo telescopio gigante que será necesario a mediados de la próxima década: el Telescopio Extremadamente Grande (Extremely Large Telescope, ELT). El  ELT será el telescopio más grande del mundo para trabajar en los rangos óptico e infrarrojo cercano: el ojo más grande para mirar el cielo. El espejo ocupa casi la mitad que un campo de fútbol.

A finales de 2014 se dio luz verde al inicio de su construcción y está previsto que vea su primera luz en 2024.

La ubicación del ELT es el Cerro Armazones, a 20 kilómetros de Paranal, hogar del VLT.

Con un espejo primario de 39 metros y su concepto de óptica adaptativa, el ELT revolucionará nuestra percepción del Universo, tal y como hizo, hace 400 años, el telescopio de  Galileo, cuando apuntó por primera vez un telescopio hacia el cielo.

Para más información, por favor accedan a la página del ELT.

• Publicado en ESO.

Lo más visto de los últimos 30 días.

Megafusiones de galaxias antiguas.

ALMA detecta rastros de oxígeno más distantes del Universo.

Un cuásar en el centro de un cúmulo de galaxias.

Los rayos láser de una hormiga cósmica.

Investigadores de la UPC y del IAC descubren una de las estrellas de neutrones más masivas.

Cúmulos de galaxias revelan información sobre la materia oscura.

La innovación avanza el sistema de obtención de imágenes 'alimentación de matriz por fases'.

El disco de la Vía Láctea es mayor de lo que se pensaba.

Nuestro Universo Local en ultravioleta.

Descubierto un asteroide exiliado en la periferia del Sistema Solar.